hugo carlos facebook image

“EL RESPETO SE GANA, NO SE IMPONE”

Escrito por Hugo Carlos Balbuena
Mayo 12, 2018

32283685 1990674697914212 5418607126626959360 nLic. Marcos Antonio Carrasco Díaz

Entrenador FIVB III - Director Técnico del SPV- Volleyball

Este es uno de los males endémicos más graves que tiene el voleibol peruano, aquí se cree que el entrenador que más grita, más agrede, más insulta y maltrata es el mejor. Lamentablemente lo único que se ha conseguido es desencantar, ahuyentar, desertar y mirar a otros horizontes a jóvenes promesas y talentos en nuestro deporte.

Hace más de una década vengo diciendo que el voleibol peruano cada vez más se está "deshumanizando" y el tiempo me dio la razón. Se ha hecho toda una apología al maltrato del deportista premiando y poniendo de moda a personajes mediáticos celebrando cada grosería, atropello y denigración a nuestra "materia prima" a nuestro "patrimonio nacional" que son nuestros talentos deportivo. Lamentablemente hemos convertido nuestro voleibol en un deporte "chicha" donde cualquiera puede "opinar", "deleitarse" y "juzgar" detrás de un celular o una computadora reforzando más aun todo el atropello que se le invade a una joven deportista.

En toda mi experiencia como entrenador les diré que generalmente no hay malos alumnos sino más bien malos profesores, en muchas oportunidades cuando he dictado cursos para entrenadores (a propósito Luis Linares desde que entro a su gestión prohibió al COPEV que siguiera dictando) lo primero que hacia es preguntar al aula: ¿qué significa ser entrenador? Y créanme que casi nadie definía bien este concepto, solo me daban ADJETIVOS y es allí una arista de toda la problemática del voleibol para darnos cuenta lo mal que andamos, con entrenadores que dirigen más de diez años y no saben un CONCEPTO de lo que significa ser entrenador.

Pero al margen de lo conceptual, un entrenador tiene que desarrollar una filosofía de entrenamiento y una de ellas es la decisión que va optar por su ESTILO en la preparación, conducción y dirección de sus equipos. Aquí en nuestro país creemos que con gritos se solucionan las cosas y estamos totalmente equivocados, una jugadora en un tiempo técnico lo que necesita es una solución y no que se le refuerce el error que cometió con un insulto o un grito desaforado, ella tiene que pensar en lo bueno que tiene que hacer y no en lo malo que hizo, pero aquí se ve todo lo contrario y es aquí cuando a mi juicio que muchos entrenadores lamentablemente esconden su ignorancia, falta de preparación y estudios en los gritos y agravios ante nuestros deportistas que están totalmente indefensos y expuestos a un gran público cautivo que tiene nuestro voleibol nacional.

Hago una pregunta... ¿qué pasa si no hubieran deportista?... Lógicamente no tendríamos trabajo los entrenadores, árbitros, no habría dirigentes, prensa especializada, etc. Tenemos que parar ya toda esta apología del maltrato que ciertos personajes abusivamente nos han vendido y HUMANICEMOS más el voleibol de nuestro país, el Perú es un país que respira y transpira voleibol... ¡Paremos ya! no le demos el tiro de gracia al deporte colectivo más exitoso que tiene nuestra nación.

Parte de mi carrera como entrenador la hice en USA y antes de poder enseñar y verter mis conocimientos tuve que hacer un curso en la USAV National Office, uno de los expositores fue John Kessel (de los más grandes entrenadores FIVB) y prácticamente nos obligó a leer a Rainer Martens, "Successful Coaching" uno de los mejores libros guías que he leído sobre deporte donde identifica los ESTILOS de entrenadores. (Un tema que lo puedo compartir luego con todos Uds.). Pero que definitivamente en la actualidad prima el Estilo Cooperativo (profesor) claro está sin dejar de lado una dosis del Estilo Autoritario cuando lo merite el caso, porque un deportista tiene que saber honrar a sus autoridades.

Mucho leo y escucho que se pone como referencia al maestro ruso Nikolay Karpol acerca que insultaba y hablaba groserías a sus dirigidas y no es verdad, tuve la oportunidad de compartir con él unos aperitivos que nos invitó después de uno de los juegos cuando era asistente del coreano Jung Dug Park en 1994 en los Goodwill Games Saint Petersburg, Rusia (el Prof. Daniel Cotillo puede dar fe de ello) también estuvo el cuerpo técnico de Brasil, y Nicolay K. sonreía con mucha amabilidad diciéndonos que en ningún momento insulto con una grosería a sus deportista y que en sus gritos les recordó que algunas familias de sus seleccionadas se pusieron la camiseta rusa y que ninguna hubieran hecho el mal juego que en ese momento estaban haciendo sus dirigidas contra Perú en la final de las Olimpiadas de Seúl. (Así que lo de Siberia fue un cuento).

Asimismo en los doce años que trabaje por mi Federación tuve la oportunidad de asistirlo en muchas oportunidades en las prácticas al Prof. Man-Bok Park y nunca vi directamente que le dijo una grosería (con su español mal hablado) a ninguna deportista muy al margen de algunos gritos y arrebatos.

Les invito a que ustedes observen en el área de conducción y dirección de equipo si entrenadores como Karch Kiraly, Lang Ping, José Roberto Guimaraes Julio Velasco, aquí mismo en nuestro país Francisco Hervás y Carlos Gala toman poses de "divo", pierden los papeles y humillan a sus deportistas (?) ¡Claro que NO!

Señores, ya no vivimos en la década de los 70´, 80´donde habían sociedades reprimidas, dictatoriales donde primaba el estilo autoritario de los entrenadores, no hagamos un "circo" de nuestro voleibol y apostemos por profesionales en el deporte donde un entrenador de base tiene que tener necesariamente conocimientos de pedagogía de la enseñanza, metodología de la enseñanza, didáctica de la enseñanza, principios del entrenamiento deportivo, planificación deportiva, psicología deportiva, fisiología etc., porque "una cosa es saber un arte y otra es saber enseñarlo"(Marco Tulio)

Tenemos que ser conscientes que son vidas humanas que un padre, una institución, un club etc., etc., pone en nuestras manos y que no tenemos ningún derecho de maltratar emocionalmente a nuestras pequeñas y jóvenes deportistas.

Conclusión: El Entrenador NO solo es... un ADJETIVO.

Que DIOS bendiga el voleibol peruano

Sígame en...